ambiente en casa para niños 1-2 años

¿Cómo preparar el ambiente en casa para niños de 1 a 2 años?

Al empezar a caminar, el niño va adquiriendo una gran de la independencia y podrá hacer uso de sus manos con mayor libertad: lo veremos apilando, metiendo y sacando objetos, clasificando, trepando, probando diferentes alturas, pesos, transportando objetos de un lugar a otro, y disfrutando del juego al aire libre.

En esta etapa podemos observar que los niños muestran gran interés en participar en actividades de la vida diaria, por lo que es importante involucrarlo en tareas sencillas del hogar de acuerdo con sus habilidades, como poner su ropa sucia en el cesto, regar plantas, preparar la mesa para comer, etc. Esto le permite al niño sentirse parte del ambiente, descubrir sus capacidades, adquirir confianza y seguridad en sí mismo.

También es importante que el adulto este observando al niño, que respete su ritmo y que permita que el niño haga las cosas por sí mismo y que le permita ser sujeto activo de su propio aprendizaje

¿Cómo se debe adaptar la casa a los niños cuando comienzan a caminar?

El ambiente en casa necesitará algunos cambios que respondan a los intereses y las necesidades de esta nueva etapa.

En la zona de descanso:

  • Es necesario tener un armario bajo para que el niño pueda acceder, poner algunas prendas de ropa propia de la temporada, para que aprenda a escoger y a tomar decisiones, también puede colaborar guardando la ropa en los cajones.
  • Es necesario tener una mesa y una silla del tamaño del niño.
  • Colocar un estante bajo donde se coloque algunos juguetes, estos se pueden ir cambiando a medida de que el adulto observe que el niño va modificando su interés.
  • La cama debe de ser baja, que le permita subir o bajarse cuando el niño lo desee.
  • Retirar la mesa de cambio de pañal, así el niño puede participar de manera más autónoma al vestirse y desvestirse.

En la zona de higiene:

  • Es importante proporcionarle un banco con el que pueda alcanzar al lavabo y un jabón pequeño que pueda maniobrar fácilmente.
  • La pasta de dientes y el cepillo debe de estar accesibles.
  • La toalla del niño debe estar en un gancho a su altura.
  • El niño debe tener un espejo en donde pueda mirarse de cuerpo entero.
  • Es recomendable que se le coloque un adaptador al inodoro para hacerlo más pequeño y que se coloque un banquito en el que pueda apoyar los pies.
  • El niño debe tener cesto accesible donde coloque la ropa sucia.
  • Un tapete para evitar que se resbale.
zona de alimentación-ambiente en casa para niños de 1 a 2 años
Niño pequeño con una silla adaptada colaborando con tareas del hogar

En la zona de alimentación:

Las comidas son un momento de reunión, comunicación y colaboración entre la familia. Por ello, es beneficioso realizar algunas variaciones en la cocina para que el niño pueda integrarse a la actividades de la vida diaria.

  • Aquí es importante cuidar su seguridad por lo que se deben de retirar de su alcance objetos que puedan significar algún peligro para el niño.
  • En la mesa se puede poner una silla adaptada en la que el niño pueda subir y bajar por sí mismo.
  • Adaptar un mueble al tamaño del niño, donde se coloquen: plato, vaso, cubiertos, servilletas, manteles, tablitas y utensilios de cocina proporcionados a su tamaño.
  • Tener un banco para que pueda alcanzar el fregadero para lavarse las manos o lavar sus platos.
  • Pedirle al niño que colabore, lavando platos, guardando cosas en la alacena o despensa, amasando, poniendo y quitando la mesa, preparando la ensalada etc.
  • Poner a la altura y adaptados a su tamaño utensilios de limpieza como una escoba, recogedor, trapos y una toalla de manos.
  • Poner a su alcance una pequeña jarra con agua y un vaso para que pueda servírsela cuando tenga sed.

En la zona de ocio:

  • Se puede colocar un pequeño sillón y estante bajo con algunos libros.
  • Es importante también recordar que el contacto con la naturaleza es muy importante. El contacto con la naturaleza proporciona una gran variedad de información sensorial y ayuda al desarrollo de coordinación motora,
    • Por lo que es beneficioso contar con jardín o un espacio con plantas,
    • O bien realizar actividades al exterior cuidando que no sean peligrosas para el niño en donde pueda aprender a cuidar y respetar a otros seres vivos.
  • Para este espacio se le puede proporcionar una pequeña regadera, pala y rastrillo para que ayude a regar plantas, germinar semillas, etc.

El organizar el espacio y los objetos en el hogar permiten al niño tomar conciencia de sí mismo y del ambiente, esto le ayuda a desarrollar y afirmar su personalidad y autonomía.

Esther Vargas
Departamento Pedagógico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *