Al empezar a caminar, el niño va adquiriendo una gran de la independencia y podrá hacer uso de sus manos con mayor libertad: lo veremos apilando, metiendo y sacando objetos, clasificando, trepando, probando diferentes alturas, pesos, transportando objetos de un lugar a otro, y disfrutando del juego al aire libre.

En esta etapa podemos observar que los niños muestran gran interés en participar en actividades de la vida diaria, por lo que es importante involucrarlo en tareas sencillas del hogar de acuerdo con sus habilidades, como poner su ropa sucia en el cesto, regar plantas, preparar la mesa para comer, etc. Esto le permite al niño sentirse parte del ambiente, descubrir sus capacidades, adquirir confianza y seguridad en sí mismo.

También es importante que el adulto este observando al niño, que respete su ritmo y que permita que el niño haga las cosas por sí mismo y que le permita ser sujeto activo de su propio aprendizaje

¿Cómo se debe adaptar la casa a los niños cuando comienzan a caminar?

El ambiente en casa necesitará algunos cambios que respondan a los intereses y las necesidades de esta nueva etapa.

En la zona de descanso:

En la zona de higiene:

zona de alimentación-ambiente en casa para niños de 1 a 2 años
Niño pequeño con una silla adaptada colaborando con tareas del hogar

En la zona de alimentación:

Las comidas son un momento de reunión, comunicación y colaboración entre la familia. Por ello, es beneficioso realizar algunas variaciones en la cocina para que el niño pueda integrarse a la actividades de la vida diaria.

En la zona de ocio:

El organizar el espacio y los objetos en el hogar permiten al niño tomar conciencia de sí mismo y del ambiente, esto le ayuda a desarrollar y afirmar su personalidad y autonomía.

Esther Vargas
Departamento Pedagógico

Leave a Reply

Your email address will not be published.