Ansiedad-por-Separacion de un bebe

Ansiedad por separación: ¿Qué es? ¿y cómo ayudar al nuestro bebe a superarlo?

La ansiedad por separación es una respuesta emocional en la cual el niño experimenta angustia al separarse físicamente de la persona con quién está vinculado. Esta respuesta es un fenómeno normal, esperable y obligado del desarrollo infantil, que comienza a manifestarse alrededor 8 o 9 meses. Esta angustia permite que el niño desarrolle paulatinamente su capacidad de estar a solas.

El entender lo que está viviendo el niño y disponer de algunas estrategias puede ayudarles a sobrellevar esta etapa.

El vínculo de apego entre madre e hijo y cómo afecta esto a la separación transitoria

El bebe establece un vínculo de apego con la madre. La seguridad emocional es el principal objetivo del apego o vínculo afectivo. El apego es toda conducta por la cual un individuo mantiene o busca proximidad con otra persona considerada más fuerte y segura. Esta conducta, le permite al bebé utilizar a su madre como base segura, desde la cual explora lo desconocido.

Conforme el niño va creciendo, se va ampliando este vínculo hacia las personas que conforman su entorno. A medida que pase el tiempo el niño va desarrollando el sentido del “yo” y el sentido de pertenencia a un grupo social.

Suele ser normal que la situación de separación o desapego transitorio, sea vivida en la relación madre-hijo con gran tensión, con repercusión en lo emocional y en lo cognitivo. Si entendemos por lo que está transitando el niño podremos entender el motivo de esta angustia. Esta conducta no se debe interpretar como algo negativo sino como una señal de que ha alcanzado una autoconsciencia, por lo que el niño empieza a diferenciarse de la madre y del ambiente.

Como adultos podemos ayudar al niño mostrándole respeto y manteniendo la distancia, dándole la oportunidad de observarlo y que sea él quien se acerque primero y manifieste su interés en establecer contacto con el adulto. Recuerde que solo se trata de algo temporal.

¿Por qué se da la ansiedad por separación?

Niño llora angustiado luego de la separación de su madre

Es importante saber que alrededor de los 9 meses los bebés comienzan a ser más independientes y son capaces de reconocer entre los límites de su persona y el entorno. Es en esa toma de conciencia que el niño puede empezar a manifestar angustia o ansiedad a través del llanto. El niño piensa que el adulto se ha ido y su respuesta al sentirse desprotegido es angustia y/o ansiedad. Esta conducta suele ir desapareciendo conforme el niño va entendiendo que su madre volverá.

Alrededor de los 6 meses, los bebés desarrollan el sentido de la “permanencia de objeto” que es la capacidad de entender que, aunque no puedan ser vistos, oídos o tocados, estos objetos existen. Gracias a ello, los niños, empiezan a entender que los objetos y las personas tienen una existencia independiente a él, además de permanente.

Entre el año y medio y los dos años y medio, se puede presentar nuevamente esta conducta. Generalmente es desencadenada por acontecimientos que pueden causar estrés en el infante, como el nacimiento de un hermano, el ingreso en la guardería, el cambio de casa o de cuidador. 

El cambio de cuidador puede causar estrés o sentimiento de angustia en los padres. Es posible que los padres se sientan culpables por tomarse tiempo para sí mismos, dejar a su hijo con un cuidador o irse a trabajar. Los padres pueden empezar a sentirse agobiados por la gran cantidad de atención que su hijo parece necesitar, por lo que es importante entender que es una etapa y que es importante mantener la calma y confiar en el cuidador.

Poco a poco el niño acabará por recordar que, cuando la madre o el padre se van, siempre vuelven, y eso será suficiente para que se quede tranquilo. Esto ayudará al niño a ganar independencia y desarrollar habilidades de afrontamiento.

luego de un episodio de Ansiedad por separación

Es importante saber diferenciar el llanto del niño, si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre el llanto del bebé.

¿Cómo ayudo a mi hijo si presenta ansiedad por separación?

A continuación, les brindaremos cuatro prácticas que los padres pueden realizar para ayudar al niño en esta etapa:

  1. Practicar creando un ritual de despedida, de modo que cuando uno de los padres se vaya se despida del niño, diciendo “adiós” de forma agradable y cariñosa, pero también con firmeza. Así, el niño irá entendiendo que, aunque se vaya, en algún momento va a regresar.
  2. Si piensa dejar a su hijo al cuidado de otra persona, invite al nuevo cuidador antes para que pasen un tiempo juntos mientras usted está en la misma habitación. Si su hijo va a empezar a ir a una nueva guardería o centro de preescolar es importante que se haga una visita previa y que conozca a las maestras antes de dejarlo allí durante el horario completo. Empiece dejando a su hijo con un cuidador durante períodos de tiempo cortos, para que pueda ir acostumbrándose a estar separado de usted, y de forma progresiva ir dejándolo por tiempo más largos.
  3. Despedirse de forma agradable, cariñosa, firme y manteniendo la calma, asegurándole que va a volver. No desaparezca, escapar antes de que el niño se dé cuenta es algo que propicia la confusión y no ayuda al proceso de separación. Decir adiós es importante, pero también es importante hacerlo con firmeza y sin vacilaciones, volver solo empeorará las cosas.
  4. Es importante establecer una rutina y regresar cuando haya prometido hacerlo. Esto es fundamental, ya que gracias a esto, el bebe irá desarrollando la confianza de que puede sobrellevar ese tiempo de separación.

Recordar que durante el primer año de vida el niño va desarrollando habilidades que serán claves a lo largo de su vida. Estos cambios no son solo a nivel de desarrollo cognitivo, o cerebral, sino también desarrollo emocional. Como adultos debemos entender que los niños van absorbiendo del ambiente todo lo que les rodea: lo físico, lo emocional, el comportamiento, los valores, las actitudes, etc. Ellos son capaces de comprender, como las cosas que pasan a su alrededor, las acciones de los adultos, el lenguaje para saber cómo comunicarnos. De esta forma, podemos ayudarlo en la adquisición de habilidades básicas en su desarrollo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *